V Congreso Abya Yala

La diversidad  en tradiciones y cultura estuvo representada en los más de 20 países  que participaron en el V Congreso Gran Nación Abya Yala de los pueblos antiimperialistas que se celebró en la comunidad Kavanayén del municipio Gran Sabana, en el estado Bolívar.

La preservación de la Pachamama y la salvación de la Especie Humana fueron las banderas que levantaron los pueblos indígenas del mundo.

Declaración del V Congreso Gran Nación Abya Yala de los Pueblos Indígenas Antiimperialistas

Nosotras y nosotros, líderes, voceros, guerreros socialistas y miembros de las comunidades indígenas de Venezuela, acompañados de hermanas y hermanos provenientes de Argentina, Bolivia, Brasil, Canadá, Colombia, Chile, Dominica, Ecuador, El Salvador, Estados Unidos, Guatemala, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, Suriname y Uruguay, reunidos los días 07, 08 y 09 de agosto de 2012 en Kavanayén, municipio Gran Sabana del estado Bolívar, tierra del pueblo Pemón, en ocasión del V Congreso Gran Nación Antiimperialista de Pueblos Indígenas “Por la preservación de la Pachamama y la salvación de la especie humana”.

CONSIDERANDO:

  1. Los vínculos ancestrales que nos identifican como hijos de Abya Yala, y el legado cultural que los pueblos indígenas estamos obligados a transmitir a las nuevas generaciones para preservar nuestras identidades;
  2. El activo papel que debemos jugar como defensores de la Pachamama, a través del resguardo de las riquezas naturales y del patrimonio cultural y ancestral de la región;
  3. La necesidad de continuar promoviendo la hermandad y la paz de nuestros pueblos, a través de la consolidación de la Diplomacia de los Pueblos como mecanismo de entendimiento e intercambio cultural, comercial y deportivo que trascienda las fronteras y nos haga sentir como un sólo pueblo de hermanas y hermanos:
  4. El histórico momento que vive Abya Yala en materia de integración latinoamericano-caribeña, lo cual se demuestra en los avances de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de nuestra América (ALBA-TCP), de la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR), de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), y con el reciente ingreso de la República Bolivariana de Venezuela al Mercado Común del Sur (MERCOSUR);
  5. Que a pesar de los enormes avances políticos, económicos y sociales en materia indígena registrados en muchos de nuestros países, todavía persisten grandes desafíos que deben ser atendidos pronta y satisfactoriamente para honrar la deuda histórica que se mantiene hacia la reivindicación de los derechos indígenas;
  6. Nuestra preocupación por los graves problemas que representa el cambio climático para los pueblos indígenas y humanos en general, así como por la posición intransigente que los países del Norte industrializado han mantenido para bloquear la posibilidad de un compromiso real para salvar al planeta de la depredación ambiental promovida por el capitalismo:
  7. Las conclusiones y discusiones de estos tres días de Congreso, en los cuales nos hemos constituido en Plenarias y Mesas de Trabajo para abordar temas de trascendencia para el futuro de la región y del mundo;

DECIDIMOS:

  1. Ratificar nuestra condición anti-imperialista, conscientes de que el imperialismo y su faceta belicista representan un peligro cierto para la paz y la convivencia mundial, perpetuando un sistema de relacionamiento humano basado en la conflictividad social y constituyendo el principal causante del cambio climático que vivimos actualmente;
  2. Asumir nuestra condición de defensores de la unidad dentro de la diversidad, como un aporte de nuestros pueblos con la integración latinoamericano-caribeña y el fortalecimiento de la soberanía de la región
  3. Reivindicar nuestras prácticas ancestrales en todos los ámbitos de la vida cotidiana, como una forma de preservar nuestra identidad, defender nuestros valores y hacer valer la riqueza de nuestros conocimientos en la sociedad. En este sentido, valorar la instrumentación de la medicina tradicional como una alternativa viable a la mercantilización de la salud;
  4. Solicitar una mayor inclusión de los pueblos indígenas en los espacios de integración y concertación regional como ALBA-TCP, MERCOSUR, CELAC y UNASUR, a efectos de visibilizar los movimientos y luchas indígenas y generar redes entre nuestros pueblos para articular propuestas y acciones comunes.

Dirección de Ubicación

Av Este 6 Santa Teresa, Esquina Santa Teresa, diagonal al Palacio de Justicia, Edif Ministerio del Poder Popular Para los Pueblos Indígenas Caracas, Distrito Capital - Venezuela.

Medios Digitales